Categorias

Más visto

Miele cierra el ejercicio 2021 como el año de mayor fabricación y venta de su historia

/COMUNICAE/

La empresa alemana de electrodomésticos premium registró unas ventas de 4.840 millones de euros en el año 2021, aumentando considerablemente las cifras por encima de lo previsto

El pasado año 2021, Miele registró un crecimiento sostenible con un 7,5% más en facturación que el año anterior, alcanzando unas ventas de 4.840 millones de euros en todo el mundo, y aumentando considerablemente las cifras por encima de lo previsto para este periodo.

Un logro que se ha conseguido especialmente gracias a la contribución de Europa del Este, China y los EE.UU. Sólo en Alemania, las ventas de Miele alcanzaron los 1.390 millones de euros, aumentando un 5,1% a un nivel ya muy alto.

Un crecimiento que también se ha visto reflejado en sus empleados, pues a finales de 2021, el Grupo Miele contaba con un total de 21.921 personas trabajando en todo el mundo, lo que equivale a 977 o alrededor de un 4,7 % más que hace un año y más que nunca.

A pesar de los atrasos en el suministro de semiconductores, las ventas se han desarrollado de forma positiva en todos los grupos de productos, en particular, en su gama de frío, cocción y de lavavajillas. Pero también en la gama de lavado y aspiración, además de las máquinas de café, las ventas unitarias y la facturación fueron significativamente más altas que en el año anterior. De hecho, durante el 2021 se fabricaron y vendieron más productos que nunca en los 123 años de historia del fabricante premium alemán.

Además, la apertura reciente de 25 nuevos Miele Experience Centers han proporcionado un mayor impulso a la presencia mundial de la marca sirviendo de inspiración para clientes, distribuidores y arquitectos por igual. Como el caso de la inauguración del Miele Lounge en Allianz Arena de Múnich que tuvo lugar en agosto, convirtiéndose en la pieza central de la cooperación de Miele como socio exclusivo de electrodomésticos del FC Bayern München en Alemania y China.

Miele gana puntos gracias a la durabilidad del producto, la eficiencia energética y la neutralidad de CO2
Durante el año pasado, Miele intensificó todavía más sus esfuerzos para lograr los objetivos del acuerdo de París sobre el cambio climático, dando el primer paso hacia el uso de acero ecológico y fomentando la neutralidad de CO2 en sus fábricas. En este sentido, se ha marcado como objetivo para 2030 reducir las emisiones que sus electrodomésticos producen durante toda su fase de uso en un 15% en comparación con los niveles de 2019.

Un hecho que se suma a su oferta de productos especialmente duraderos y energéticamente eficientes. Y es que sólo Miele prueba sus lavadoras, secadoras, lavavajillas, hornos, aspiradoras (con cable) y otros productos con una expectativa de vida de 20 años. Casi todas las lavadoras cumplen con los requisitos más estrictos para la nueva clasificación de eficiencia energética «A» y, gracias al proceso patentado PowerWash, los consumidores pueden lavar cargas tan pequeñas como 1 kg de manera eficiente. Desde el otoño pasado, los lavavajillas de Miele también están representados en la clase de eficiencia energética «A» más alta posible.

Además, más de la mitad de todos los electrodomésticos de Miele puestos en circulación tienen conectividad habilitada. Lo que permite hacer actualizaciones remotas, por ejemplo, para poner a disposición de los clientes nuevas funciones atractivas de forma sencilla y cómoda para modelos que han estado en servicio durante años. También ofrece la posibilidad de reducir las llamadas de asistencia técnica.

Impulso adicional a través de características de productos innovadores y sostenibles
Las ventas en la gama de frío, por ejemplo, se beneficiaron en gran medida de la creciente demanda de conservación de alimentos. Características tan innovadoras como el sistema de conservación PerfectFresh Active, que pulveriza una fina película de agua para mantener las frutas y verduras frescas hasta cinco veces más tiempo, ayudan a reducir el desperdicio de alimentos.

Destaca también la nueva Generación 7000 de aparatos de cocción, cuyo lanzamiento a nivel mundial se completó durante 2021. Sus sistemas inteligentes de ayuda, exclusivos de Miele, consiguen resultados profesionales en el hogar. Un ejemplo de ello es la tecnología FoodView que incorpora la nueva gama de hornos, una cámara que captura imágenes en alta calidad de los alimentos mientras se está cocinando en tiempo real. Gracias a esta funcionalidad, los consumidores pueden controlar su comida o cena desde el sofá de su casa, por ejemplo, sin tener que levantarse. Para poder utilizarlo, el cliente sólo necesita tener una conexión a Internet, ya que la mayor parte de los aparatos de la Generación 7000 vienen con un módulo WIFI integrado que permite nuevas funciones de confort a través de la aplicación móvil de Miele. La marca además ha afianzado su posicionamiento en todos los sectores de aspiración: con y sin bolsa, sin cable y robot aspirador.

Crecimiento también en la unidad Professional y con nuevos campos de negocio
La unidad de negocio Professional también aumentó su facturación en un 6,2% interanual y, con sus áreas de productos de tecnología de lavandería, lavavajillas industriales y tecnología médica y de laboratorio, contribuyó con un 14% a las ventas totales. En el sector industrial, no se hablaba de un auge inducido por el COVID-19, pero después de un período prolongado de escasez, ahora hay signos claros de recuperación, por ejemplo, en hoteles, restaurantes y residencias de ancianos.

Fuente Comunicae

Gracias por valorar este artículo.

EXPANSIÓN Y NEGOCIOS utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario.
Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. Gracias.

ACEPTAR
Aviso de cookies