Categorias

Más visto

Cómo evitar la fuga de calor en los hogares, según Aluvidal

/COMUNICAE/

Una forma de evitar pagar más en cualquiera de los métodos de calefacción en los hogares es revisar todos los puntos donde pueda haber una fuga de calor, además de cambiar las puertas y ventanas que estén en mal estado

La llegada de los fríos intensos normalmente pone de manifiesto la calidad de los puntos débiles de los hogares por los que se puede perder calor. Normalmente estos puntos son ventanas y puertas que, o bien a causa del material con el que están fabricadas, o bien por una mala colocación y fabricación, pierden la capacidad de aislamiento y presentan deficiencias que se transforman en pérdida de calor en las casas. En Aluvidal, expertos en la fabricación de ventanas de aluminio en Zaragoza, proponen el cambio de ventanas y puertas tras una exhaustiva revisión en la que se deberá comprobar el estado de las mismas.

¿Qué se puede hacer para evitar la fuga de calor?
La mejor solución a largo plazo, y que es a su vez la más efectiva, es el cambio total de las ventanas en la casa. Con el paso de los años, las ventanas se pueden deteriorar o estropear, ofreciendo menor capacidad de aislamiento. Con el tiempo, los sistemas de las ventanas se han modernizado. Las propiedades de los cristales también han mejorado. De hecho, las nuevas ventanas de aluminio ofrecen un excelente nivel de aislamiento general en el hogar.

Además, cambiar las ventanas de casa se convierte en una de las reformas que más impacto tiene sobre la eficiencia energética, al hacer un menor uso de la calefacción, lo cual permite ahorrar en las facturas, reduciéndose a su vez la emisión de gases contaminantes generados durante la producción de la energía necesaria para calentar las viviendas.

De hecho, según un informe del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía de España (IDEA) acerca del reparto de consumo de la energía en el ámbito doméstico, la calefacción se sitúa a la cabeza, con un 47% del gasto, muy por delante del siguiente consumo, el de los electrodomésticos (con un 22%), seguido del agua caliente, con un 19% del consumo de energía en los hogares.

Las ventanas son una parte esencial de cualquier vivienda y uno de los aspectos que revalorizan las construcciones. Lograr una mejor puntuación en la eficiencia energética es sinónimo de mayor confort y de calidad en general. En definitiva, un cambio de ventanas ofrece importantes ventajas que no hay que pasar por alto, siempre de la mano de expertos del sector, como es el caso de la carpintería de aluminio Aluvidal, profesionales capaces de asesorar a lo largo de todo el proceso.

Fuente Comunicae

Gracias por valorar este artículo.

EXPANSIÓN Y NEGOCIOS utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario.
Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. Gracias.

ACEPTAR
Aviso de cookies