Categorias

Más visto

Difunde tu nota de prensa mediante Marketing Mutuo
¿Es un buen momento para vender mi estanco?
Es un buen momento para vender mi estanco? o?
- Menos de 4 minutos de lectura para este artículo

La crisis del coronavirus ha trastocado los planes de todos, tanto de inversores como de estanqueros. A pesar de que los estancos han sido considerados puntos de primera necesidad, las ventas han sufrido una notable caída y, por consiguiente, muchos estancos van a verse afectos por este hecho. La gran pregunta es: ¿es un buen momento para vender el estanco? Vamos a analizarlo.

Primeramente, vamos a tener en cuenta que los estancos son un tipo de negocio regulado por el Estado. Este factor va a fundamentar el momento debido a que, si el propio Estado decide liberalizar este tipo de negocios, habría que reconsiderar la entrada en acción de diferentes competidores. Entre ellos, concretamente, las grandes superficies comerciales como ya ocurre en países como Alemania.

Por otro lado, se debe pensar por qué se quiere vender el estanco y qué objetivo se persigue con la venta. Identificar el motivo de la venta es un paso muy importante, ya que va a determinar la estrategia de negociación, el precio de venta y los plazos del proceso de traspaso del estanco.

Si la intención es únicamente venderlo para obtener una jugosa jubilación, las negociaciones pueden tomar un camino diferente que si, por ejemplo, lo que se busca es traspasar la expendeduría para poder adquirir una más grande u otro tipo de negocio


Sobre los motivos para vender un estanco caben destacar tres:

– Jubilación: Es la última etapa como propietario de un estanco y quieres venderlo para obtener uno ingresos de cara a tu nueva condición. Dentro de este motivo es fundamental diferenciar si se tiene un transmisor directo, por ejemplo, un familiar, o si se quiere traspasar a un comprador desconocido. Este detalle fundamentará el precio del traspaso, así como algunos de los trámites.
– Necesito liquidez. Si, por ejemplo, existe interés en embarcarse en otro negocio o simplemente se necesita ganar liquidez de manera urgente, la venta de un estanco se puede tramitar de una manera más o menos rápida. En este caso el factor tiempo va a ser crucial a la hora de vender el estanco, por lo que también hay que recordar, que se debe ir con premura, pero sin aceptar un trato que sea muy inferior al valor real del estanco.
– La facturación compromete la viabilidad del estanco. Esta es una de las peores situaciones que se pueden dar. Si la facturación no acompaña al negocio, cada minuto que pasa se convierte en pérdida de dinero. En estos casos lo más aconsejable es encontrar un acuerdo los suficientemente pronto para cerrar esta hemorragia económica. Asimismo, es muy posible que el precio de venta sea inferior al estimado en un primer momento.

vender un estanco


¿Qué otros factores van a determinar el mejor momento para vender un estanco?

  • La caída del mercado
  • La estabilización de los precios de venta
  • La reducción del periodo de recuperación de la inversión del comprador

Estos elementos, que a priori pueden parecer contradictorios, pueden generar una situación beneficiosa a la hora de vender un estanco, sobre todo, la caída de la facturación. Cuando se da esta situación, es muy importante identificar qué parte del descenso de la facturación se debe a una situación coyuntural del mercado, y cuál pertenece a la propia idiosincrasia de la empresa. Adelantarse a los movimientos de mercado puede considerarse un éxito para vender el estanco a un buen precio.


 Impuestos relacionados con el traspaso de un estanco

A la hora de vender o comprar un estanco, se debe tener en cuenta que la operación va a generar una serie de obligaciones fiscales con Hacienda. En este artículo vamos a identificarlas y a ayudarte a hacer un cálculo aproximado para que se tengan en cuenta antes de realizar la operación y prever el coste adicional.

Obligaciones fiscales para el comprador de un estanco

En primer lugar, vamos a hablar de las obligaciones fiscales que le puede generar al comprador de un estanco. Si estás interesado en hacerte con una licencia de estanco, tienes que tener en cuenta el IVA e ITP para afrontar el traspaso:

El primero de ellos se encuentra dentro de los denominados impuestos de tipo indirecto que van a surgir en una operación de traspaso de negocio. En el Artículo 7 de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre se contempla que, si se traspasa parte o todo el negocio, siempre y cuando constituya en sí mismo una unidad económica autónoma capaz de desarrollar una actividad económica por sus propios medios, dicha operación no está sujeta a IVA. En cambio, sí está sujeta a IVA, si transmitimos el negocio por un lado y el fondo de comercio en otra operación (cartera de clientes).

Por otro lado, el comprador debe tener en cuenta el ITP (Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales Onerosas). En el caso de que el negocio que vayamos a comprar incluya un inmueble, deberemos pagar este impuesto, atendiendo a la normativa reguladora existente en cada comunidad autónoma.


Obligaciones fiscales para el vendedor de un estanco

Cuando el titular de un estanco vende o dona su negocio, se considera que su patrimonio se ha visto modificado, por lo que se genera una ganancia patrimonial. Esta situación es muy fácil de identificar: se trata de establecer la diferencia entre el valor de adquisición y el valor transmisión del estanco. Si en este caso, la resta tiene un resultado positivo habrá que tributar la venta a un tipo máximo del 23% (tipo que varía en función de las reformas fiscales de cada ejercicio).

Hay que tener en cuenta que tanto al valor de origen como el del traspaso, hay que descontarle los gastos derivados de la adquisición y transmisión, así como las amortizaciones fiscales aplicadas al valor de compra. También se incluyen las modificaciones o inversiones realizadas en el estanco, ya que estas incrementan el valor de la adquisición y, por otro lado, reducen el resultado de la ganancia patrimonial.

Ejemplo práctico:
Calcula el valor contable o de adquisición:

– Valor de adquisición – Amortizaciones + Inversiones Realizadas

Para calcular el incremento patrimonial se sigue esta fórmula:

– Valor de adquisición – Precio de transmisión – los gastos derivados de este proceso.

– Al resultado obtenido, en caso de ser positivo, se le aplica un tipo máximo del 23%.


¿En caso de donar el estanco también tengo que asumir el impuesto por incremento patrimonial?

Sí ya que, al no haber venta, el valor de la transmisión que se utiliza para estimar el cálculo del incremento patrimonial es el que establece el impuesto de donaciones, menos los gastos asumidos por el donante de la administración. De este modo, el valor de adquisición se va a calcular de la misma manera que en el ejemplo indicado anteriormente.

La diferencia que es la ganancia obtenida se somete a los tipos aplicables en la Tabla de la Base imponible del ahorro. En este caso se aplica un 19% para cantidades hasta 6.000 euros, el 21% para un tramo entre 6.000 y 50.000, y el 23% para aquellas ganancias que superen los 50.000 euros.

Lo más recomendable en estos casos es que recurras a un gabinete de expertos. Ellos están al tanto de las fluctuaciones del mercado, así como de las oportunidades más rentables para realizar una venta segura. Déjate asesorar durante este tipo de procesos, es el mejor consejo que te podemos dar.

Alex Castaño

Hedilla Abogados S.L.

Envía tu nota de prensa Envía tu nota de prensa

    Deja tu comentario

    Tu email no será publicado.*

    siete + dieciseis =

    EXPANSIÓN Y NEGOCIOS utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario.
    Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. Gracias.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies