Categorias

Más visto

¿Cuáles son las funciones de un administrador de fincas y las ventajas de contratarlo?

¿Cuáles son las funciones de un administrador de fincas y las ventajas de contratarlo?

¿Qué es un administrador de fincas?

El administrador de fincas es un experto que se encarga de la gestión de toda una comunidad de propietarios. Este experto debe ser nombrado por la junta general de propietarios y está claramente designado.

¿Quién puede ser administrador de fincas en una comunidad de propietarios?

La respuesta a esta pregunta se encuentra en el artículo 13 del Código de Ley de Propiedad Horizontal, que establece que el cargo de administrador y, en su caso, de secretario-gerente podrá recaer en cualquiera de las siguientes personas:

  • Una persona que reconozca que el puesto dispone de formación y cualificaciones adecuadas y suficientes.
  • Una persona jurídica o un profesional independiente designado a tal efecto.

¿Cuáles son las funciones de un administrador de fincas en una comunidad de propietarios?

El artículo 20 de la citada Ley de Propiedad Horizontal establece que, con carácter general, las funciones de un administrador de fincas son las siguientes:

  • Garantizar la correcta gestión de los bienes, instalaciones y servicios.
  • Emitir las advertencias y recordatorios oportunos a los propietarios o explotadores de viviendas situadas en la zona.
  • Preparar y presentar a la junta, en caso necesario, un plan de gastos previstos y los recursos financieros o fuentes de fondos para cubrir dichos gastos.
  • Preparar y mantener las cuentas comunitarias.
  • Ser responsable de la seguridad y el mantenimiento de la propiedad e informar al presidente y/o al propietario sobre reparaciones y medidas urgentes de reforma.
  • Garantizar la ejecución puntual de los contratos suscritos en materia de obras y reformas, abonar los importes correspondientes y asegurar su cobro.
  • Actuar como secretario del consejo y ser responsable de los asuntos comunitarios.
  • Actuar como mediador en asuntos entre vecinos y/o representar a la comunidad ante tras comunidades, personas físicas y/o jurídicas.
  • Desempeñar las demás funciones que apruebe el Consejo de Administración.
  • Si el administrador de fincas es responsable del arrendamiento de inmuebles, sus funciones incluyen.
  • Seleccionar inquilinos, fijar depósitos de seguridad, redactar contratos y gestionar su celebración.
  • Cobrar los alquileres acordados y renovarlos si es necesario.
  • Pago de tasas e impuestos.
  • Tramitación del traspaso de locales comerciales vinculados a la propiedad.
  • Gestionar la ejecución de obras de paisajismo y reparaciones.
  • Responder a los retrasos de los inquilinos vecinos que no pagan las facturas de servicios públicos, si es necesario.
  • Asesoramiento sobre contratos de arrendamiento.

Ventajas de contratar a un administrador de fincas

La principal ventaja de contratar a administradores de fincas en Madrid es que, como propietario, puedes delegar en esta persona profesional la gestión, ejecución y supervisión de las funciones anteriores.

Sin embargo, ésta no es la única ventaja de contar con un administrador de fincas cualificado, existen otros tres beneficios importantes:

– Las normas que rigen las comunidades de propietarios son cada vez más complejas y resulta difícil cumplir todos los requisitos. Contratar a un administrador de fincas profesional puede ayudarte a evitar multas y problemas graves, ya que conoce los procedimientos y los cambios normativos que se producen de vez en cuando. Un ejemplo reciente y obvio son las obligaciones de protección de datos que se han introducido en los últimos años, en las que las sanciones económicas son obligatorias.

– Una presencia «exterior» permite que la administración y los profesionales encargados de la gestión de la propiedad sean más cooperativos, reduce el riesgo de problemas graves y conflictos internos que pueden desembocar en enfrentamientos entre los propietarios de la comunidad. Los ejemplos más evidentes son los impagos a un vecino moroso o la gestión de disputas internas entre varios vecinos.

– Como profesionales, disponen de conocimientos y medios técnicos para llevar a cabo procesos técnicos y de gestión que de otro modo no estarían al alcance de los vecinos de la comunidad. Algunos ejemplos son la capacidad de gestionar los procesos digitales de diversos organismos administrativos y la posibilidad de obtener condiciones contractuales más favorables para el suministro y mantenimiento de servicios.

Ventajas de contratar a un administrador de fincas


¿Es necesario un administrador de fincas?

La Ley de Propiedad Horizontal, detalla las normas, los derechos y las responsabilidades de las comunidades de propietarios, no impone la obligación de contar con un administrador de fincas. Esta disposición permite a cualquier propietario desempeñar estas funciones, que normalmente corresponden al presidente de la comunidad.

Sin embargo, la cantidad de trabajo y tiempo necesarios para gestionar esta propiedad puede ser demasiado para un solo propietario, y éste no suele tener los conocimientos necesarios para realizar estas tareas correctamente.

Por lo tanto, aunque no es obligatorio tener un administrador de fincas, la mayoría de los propietarios de una comunidad eligen hoy en día un administrador de fincas para garantizar una gestión óptima.

4.6/5 - (21 votos)

    Deja tu comentario

    Your email address will not be published.*

    2 × 4 =

    EXPANSIÓN Y NEGOCIOS utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario.
    Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. Gracias.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies