Categorias

Más visto

Difunde tu nota de prensa mediante Marketing Mutuo
Cerraduras electrónicas: un paso adelante en la seguridad
Cerraduras electrónicas: un paso adelante en la seguridad
- Menos de 4 minutos de lectura para este artículo

¿Has oído hablar ya de las cerraduras electrónicas?

Hasta ahora, hemos vivido con la certeza de que nada era más seguro que una llave y un candado: pero la innovación tecnológica, que avanza a pasos agigantados, nos ha demostrado lo equivocados que estábamos.

Las primeras cerraduras electrónicas salieron al mercado hace unos 10 años y desde el primer momento conquistaron la curiosidad de muchos compradores. ¿Por qué? La respuesta es muy sencilla: son capaces de ofrecer y garantizar a todos los usuarios el más alto nivel de seguridad asociado al más alto nivel de confort.

Pongamos un ejemplo: ¿alguna vez has perdido una llave o has olvidado dónde está? Esto puede evitarse con cerraduras electrónicas. Además, estos dispositivos están equipados con muchas funciones, como la apertura a distancia.

Conozcamos más de cerca esta nueva tecnología: lea esta guía rápida para saber todo lo que necesita saber sobre las cerraduras electrónicas que nos ofrece Cerrajeros en Getafe.


 Cerraduras electrónicas: ¿de qué estamos hablando?

 Cerraduras electrónicas: ¿de qué estamos hablando?

Las cerraduras electrónicas, al igual que las tradicionales, se utilizan para abrir o cerrar puertas y portones, pero también pueden utilizarse e instalarse para abrir o cerrar ventanas, puertas y portones de garajes y cocheras.

La cerradura electrónica, también conocida como electrocerradura o cerradura digital, tiene un funcionamiento muy similar al de las cerraduras tradicionales, pero en este caso para desbloquear la cerradura se utiliza un electroimán alimentado por electricidad.

Las cerraduras electrónicas pueden realizarse a través de un botón especial, una placa o una tarjeta específica, pero también a mayor o menor distancia mediante mandos a distancia capaces de transmitir a la cerradura un código de apertura.

Además, el control de una cerradura electrónica también se puede realizar a través de sistemas de domótica, y luego se puede activar la cerradura a través de un acceso remoto mediante aplicaciones especiales descargadas e instaladas en dispositivos como smartphones, tablets o PCs conectados a Internet.

También hay sofisticadas cerraduras electrónicas que pueden desbloquearse con el reconocimiento de una huella dactilar.


 Cerraduras electrónicas: ¿por qué elegirlas?

 Cerraduras electrónicas: ¿por qué elegirlas?

La elección de optar por la instalación de una cerradura electrónica es muy sencilla: estos dispositivos, además de garantizar una mayor seguridad que las cerraduras normales, le ayudarán a reducir el estrés.

Se acabaron los millones de llaves tintineando en el bolso o en los bolsillos de los vaqueros: una para la puerta de casa, otra para el garaje, otra para la puerta principal y así sucesivamente. Si opta por comprar una cerradura electrónica, especialmente las que tienen apertura por código, podrá despedirse por completo de las incómodas llaves metálicas.

Además, las cerraduras electrónicas también le ofrecen la posibilidad de crear un acceso temporal o permanente para amigos, familiares, compañeros de piso y empleados.

Otra característica de las cerraduras digitales es que, sobre todo si tienen conexiones con sistemas domóticos o mandos a distancia, para poder controlar el acceso o incluso simplemente comprobar si ha cerrado la puerta de entrada al salir.


Cerraduras electrónicas: ¿Qué tipos hay en el mercado?

Hoy en día existen en el mercado muchos modelos de cerraduras digitales que se diferencian por el método de autentificación.

Entre los tipos a la venta ciertamente podemos encontrar las cerraduras que se accionan con un código numérico o contraseña. Estas cerraduras se desbloquean precisamente introduciendo un código que se introduce en el teclado numérico. En la actualidad, los teclados se han sustituido casi por completo por teclados de pantalla táctil. Algunos dispositivos proporcionan información sonora y están equipados con elementos retroiluminados, para permitir un fácil uso de la cerradura incluso en condiciones de poca luz, como por ejemplo de noche.

Otro tipo popular de electrocerradura son las cerraduras que se accionan mediante una placa de seguridad. En este caso, la cerradura electrónica puede abrirse mediante una tarjeta de seguridad específica que se pasará o introducirá en un espacio especial y que será leída y escaneada por el dispositivo de apertura automatizado. En algunos casos, las cerraduras electrónicas son capaces de acceder a las credenciales almacenadas en una PDA o un smartphone, mediante la transferencia de datos por infrarrojos, bluetooth o NFC.

Extremadamente sofisticadas son entonces las cerraduras que se accionan mediante un sistema de reconocimiento biométrico. Este tipo tan especial de cerradura eléctrica será capaz de reconocer las características de un individuo, como las huellas dactilares o incluso el reconocimiento de los ojos. Estas cerraduras están equipadas con un escáner óptico y térmico y son prácticamente las más difíciles de burlar.

Hay muchas variantes diferentes para cada uno de los tipos anteriores. Un ejemplo de ello son las cerraduras electrónicas RFID, es decir, cerraduras eléctricas con identificación por radiofrecuencia. Esta tecnología en particular permite accionar una cerradura mediante un llavero que es leído por el abridor incluso a distancia. Con la tecnología RFID ya no tendrá que rebuscar en el bolso o en el bolsillo para encontrar la llave: sólo tiene que acercar el sensor que se comunica con la cerradura a una distancia determinada y ya está.

También hay cerraduras electrónicas inteligentes, que se conectan a sistemas Bluethooth, Wireless o Internet, para poder controlarlas a distancia.


Cerraduras electrónicas: tres preguntas básicas para elegir la que mejor se adapte a sus necesidades

cerradura biométrica

¿Le gusta la idea de decir adiós a la clásica y obsoleta cerradura?

¿Quiere comprar una cerradura electrónica innovadora?

Bien, pero recuerde siempre el mantra de toda compra: ¿Cómo elijo el tipo de cerradura electrónica que mejor se adapta a mis necesidades?

Cerrajeros en Alcorcón nos exponen a continuación las 3 preguntas básicas que debe hacerse antes de comprar una cerradura electrónica. Elegir bien significa elegir con conocimiento de causa y teniendo en cuenta, sobre todo, sus necesidades reales.

Pregunta número 1: ¿Cuáles son mis necesidades de seguridad?

Una vez que haya decidido comprar una cerradura electrónica, lo primero que tiene que pensar es en sus necesidades. ¿La cerradura electrónica se instalará para uso residencial o se utilizará para negocios? Evidentemente, hay muchas diferencias entre ambas opciones: en primer lugar, hay que tener en cuenta la frecuencia de uso, pero también si la cerradura electrónica está destinada a instalarse en una puerta interior o exterior.

Pregunta 2: ¿Prefiero una cerradura electrónica o mecánica?

La mayoría de las cerraduras electrónicas funcionan con pilas, pero hay algunas que también pueden conectarse a la red eléctrica del edificio. Una cerradura mecánica es ideal para una cerradura electrónica instalada en entornos residenciales u hoteleros.

Las cerraduras mecánicas sin llave con código sólo permiten entrar de uno en uno, lo que no es un gran problema para las empresas con pocos empleados. Pero si necesita un sistema con más capacidades de código de usuario, de tendrá que optar por utilizar una cerradura electrónica. Las cerraduras con cerraduras electrónicas son mucho más flexibles ya que le permiten poder programar múltiples códigos para varios usuarios con diferentes fines.

Pregunta 3: ¿Necesito un control de acceso remoto?

La posibilidad de controlar a distancia su cerradura electrónica es una idea que le hace un poco de gracia a todo el mundo. Pero antes de optar por esta opción de compra, pregúntese siempre si realmente la necesita.

Si la capacidad de bloquear o desbloquear su puerta a través del acceso remoto es necesaria para usted, tendrá que seleccionar una cerradura sin llave que pueda realizar esta tarea con control remoto. Dependiendo de la frecuencia de uso, puede elegir una cerradura de cerrojo con mando a distancia o puede registrar la cerradura electrónica sin llave en su sistema de domótica y controlarlo a través de un smartphone, una tableta o un PC con conexión a Internet.

Envía tu nota de prensa Envía tu nota de prensa

    Deja tu comentario

    Tu email no será publicado.*

    5 × dos =

    EXPANSIÓN Y NEGOCIOS utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario.
    Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. Gracias.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies