Categorias

Más visto

Difunde tu nota de prensa mediante Difunde tu nota de prensa mediante
Vickram Punjabi: «Ser controlador aéreo es formar parte de una profesión única y diferente»
/COMUNICAE/

El control aéreo es una profesión apasionante, llena de retos y con muchísima responsabilidad, en el que el trabajo en equipo es una pieza clave para el óptimo desarrollo de la profesión, y en el que cada día es diferente al anterior


Vickram Punjabi es controlador aéreo y uno de los instructores de FEAST (First European Air Traffic Controller Selection Test) del curso de controlador aéreo que ofrece Nelso Formación. En estos momentos las circunstancias sanitarias provocadas por la COVID-19 lo mantienen a la espera para incorporarse en Centro de Control de Barcelona. Mientras espera con entusiasmo ese momento, Vikram ayuda a otros futuros controladores a prepararse para una de las profesiones más exigentes, pero también más satisfactorias que existen. Nelso Formación ha querido que fuese él mismo quien explicara en primera persona los motivos que le llevaron a querer ser controlador aéreo, su proceso de aprendizaje y lo que ha significado para él llegar a alcanzar la meta de ser controlador aéreo.

No es muy común conocer a alguien que sea controlador aéreo, por lo que tal vez la pregunta obligada para Vickram Punjabi era la de los motivos que lo llevaron a ser controlador aéreo. La respuesta muestra a una persona enamorada de su profesión, que afirma que la de controlador es “una profesión única y diferente”, Punjabi aseguró que “desde siempre me ha apasionado el mundo de la aviación, y es por ello, que toda mi carrera profesional la he enfocado en el sector aéreo. El control aéreo es una profesión apasionante, llena de retos y con muchísima responsabilidad, en el que el trabajo en equipo es una pieza clave para el óptimo desarrollo de la profesión, y en el que cada día es diferente al anterior”.

Respecto a la forma en la que llegó a alcanzar su objetivo, Punjabi es claro “En el año 2013 obtuve la licencia de alumno controlador tras cursar en la Universidad Carlos III de Madrid. Unos años después, me habilité como controlador aéreo en el Aeropuerto de Madrid Cuatro Vientos, gestionado por "Ferronats". El año pasado superé las pruebas Controlador Aéreo de Enaire, estando a la espera de incorporarme en los próximos meses al Centro de Control de Barcelona”.

Por supuesto, su pasión hace que se quiera saber más sobre su trayectoria. La carrera profesional de Vickram Punjabi ha estado siempre ligada al sector de la aviación. Él mismo cuenta sus inicios “Comencé en el Handling con varias compañías aéreas como "Groundforce, Binter, e Iberia", realizando las funciones de "check-in", embarque de pasajeros, coordinador de vuelo, control de la documentación relativa al vuelo, hojas de carga y operaciones aeronáuticas”. Esto le ha llevado a conocer este sector desde muchas perspectivas, lo que le ayudó a descubrir su pasión y a presentarse a las oposiciones “Tras aprobar las oposiciones para AENA, desempeñé las funciones de Técnico de Programación y Operaciones en Madrid Barajas, formando parte del proyecto de inauguración de la Terminal 1 del aeropuerto de Barcelona El Prat. Unos años más tarde, pasé a formar parte del Servicio de Dirección de Plataforma (SDP) del aeropuerto Madrid- Barajas, guiando y dando las instrucciones necesarias para el movimiento seguro y ordenado de las aeronaves en tierra y desempeñando las funciones como instructor para la formación de nuevos alumnos”. El conocimiento integral que tiene del sector es evidentemente sólido, y así se confirma con lo que nos cuenta de los últimos pasos que ha dado en su trayectoria profesional “Por último, me habilité como Controlador Aéreo en el aeropuerto de Madrid-Cuatro Vientos, donde además fui responsable del departamento de prevención de los riesgos laborales y forme parte del equipo de safety, colaborando con la investigación de accidentes e incidentes y de sus acciones correctoras y mitigadoras”.

Su último gran éxito, y del que está especialmente orgulloso, le permitirá trabajar como controlador aéreo en Barcelona, él mismo lo cuenta con estas palabras “Actualmente he superado las pruebas de ATC para Enaire, y tras haber finalizado el curso de ruta y aproximación en EPN, en los próximos meses me habilitaré como Controlador Aéreo en el ACC de Barcelona. Es una profesión fascinante, única y especial, en la que cada día es diferente y un nuevo desafío”.

Sin embargo, el camino no ha sido siempre fácil, y Punjabi explicó cuáles son las dificultades a las que ha tenido que enfrentarse hasta llegar a donde ha llegado “El momento de mayor dificultad fue cuando no conseguí lograr la plaza en Enaire en mi segundo intento, sobre todo porque había llegado hasta la última fase superando todas las anteriores con muy buenas sensaciones. Finalmente me quedé a seis o siete puestos en el ranking de obtener plaza y verme en la lista final tan cerca fue muy duro. A pesar de ello, también fue una motivación muy grande porque me sentía capaz de intentarlo de nuevo hasta alcanzar mi objetivo”.

Punjabi también nos contó el logro del cual se siente más orgulloso “Haber superado las pruebas de Enaire satisfactoriamente y haber obtenido mi plaza. También valoro muy positivamente haber estado siempre vinculado al mundo aeronáutico y seguir creciendo profesionalmente.” Aunque confiesa que las circunstancias actuales hacen que no pueda disfrutar del todo este logro, lo que llega a ser frustrante para él. Como otros muchos, Punjabi ha visto cómo la crisis sanitaria ha interrumpido los planes laborales por los que tanto se habías esforzado, lo que le provoca cierta frustración. Según él mismo relata “Ahora mismo, y debido a las circunstancias sanitarias que nos encontramos a nivel mundial, mi incorporación se ha retrasado y me está costando asimilar la espera, ya que, es la primera vez que mi actividad laboral se ve interrumpida en los últimos años”.

A pesar de todo desea infundir palabras de ánimo y aliento para todas aquellas personas que, como él, deseen dedicarse a la hermosa profesión de ser ‘Vigilantes del Cielo’, y lo hace con estas palabras “Que no desista. Es un proceso largo y complicado en el que hay mucha competencia y el número de plazas ofertadas juega un factor muy importante, pero que una vez que lo consigues todo tu esfuerzo se ve compensado con una fantástica carrera profesional a desarrollar. Por suerte, últimamente se están abriendo muchas convocatorias y si de verdad le dedicas todo tu esfuerzo y motivación puedes lograr el objetivo”.

Respecto a sus previsiones de futuro, Vickram Punjabi comenta que en cinco años se ve desarrollando su profesión de ATC “Disfrutándola al máximo, cogiendo experiencia, adquiriendo nuevos conocimientos, y optando a lograr algún cargo superior como Instructor. También me gustaría seguir formando a futuros alumnos para que pudiesen superar satisfactoriamente las pruebas de acceso a Enaire”.

Sin duda es una persona con una gran vocación, por lo que tal vez sea preciso saber si hay algo que, concretamente, le apasione especialmente de su trabajo. Es una pregunta complicada para alguien que ha demostrado tal devoción por lo que hace, sin embargo responde de este modo “Es una profesión fascinante, única y especial, en la que cada día es diferente y un nuevo desafío, ya que, tienes mucha responsabilidad con apenas margen de error, en el que interactúas con muchas personas, y hay momentos de verdadero estrés”.

Pero la profesión de controlador aéreo no es la única pasión de Vickram. Su familia es también un pilar importante para él, de hecho, valora especialmente como este trabajo le permite conciliar con la familia de un modo que no todos los trabajos permiten “Los ATC trabajan las 24 horas al día los 365 días al año. Es una profesión en la que se trabaja a turnos rotativos: mañanas, tardes y noches, lo que permite planificar y conciliar la vida familiar perfectamente. Además, a diferencia de otras muchas profesiones, cuando termina tu jornada laboral no te llevas trabajo a casa, lo cual hace más fácil desconectar y aprovechar tus días libres”.

La posibilidad de tirar la toalla nunca entró en los planes de Vickram Punjabi, y esa tenacidad ha sido, entre otras cosas, parte de su éxito. Él lo explica de este modo: “Nunca he pensado en tirar la toalla. Me considero una persona muy trabajadora, positiva y perseverante que siempre lucha por alcanzar sus metas y que siempre intenta crecer lo máximo tanto personal como profesionalmente”.

Para terminar, Vickram Punjabi quiso dejar este mensaje para quienes, como él, deseen con fuerza llegar a ser controladores aéreos: “Quisiera dar un mensaje alentador y de ánimo a todas aquellas personas que tienen como objetivo llegar a ser Controlador Aéreo: Si de verdad crees que puedes, ya estás a medio camino. Con trabajo, dedicación y esfuerzo seguro que lo vas a conseguir, tan sólo espera tu momento”.

Fuente Comunicae

Envía tu nota de prensa Envía tu nota de prensa

EXPANSIÓN Y NEGOCIOS utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario.
Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. Gracias.

ACEPTAR
Aviso de cookies