Categorias

Más visto

Difunde tu nota de prensa mediante Marketing Mutuo
La reinvención de las Masías Clásicas
/COMUNICAE/

Catalunya es tierra de masías. Estas casas de payés milenarias son la representación más popular de la arquitectura catalana, inspiradas en las villas romanas, fueron las viviendas de los señores feudales durante siglos, sus amplios terrenos eran usados para la agricultura


Por lo general, cada masía dispone de un amplio terreno donde anteriormente se hacía algún tipo de explotación agrícola. Hoy en día muchas de éstas están en desuso y abandonadas. La historia detrás de sus muros, y el enclave privilegiado en el que suelen asentarse, hacen de ellas un patrimonio escaso e irrepetible, un bien singular cada vez más apreciado.

Uno de los principales usos a los que se han adaptado estos activos es al turístico, aprovechando el crecimiento de turistas internacionales en Cataluña y especialmente en la Costa Brava y el Maresme muchos ayuntamientos han dado licencias de vivienda turística a estas viviendas clásicas. Según el IDESCAT hay 307 masías en toda Catalunya dedicadas al turismo rural. Sin embargo, una Masía no solo puede disponer de un cambio de uso residencial a uso turístico, sino que también puede ser habilitada para restauración, uso asistencial (residencia de ancianos) o incluso como usos más alternativos de sedes de hub tecnológicos y gaming house. Las distintas posibilidades que ofrecen las masías las han convertido en un producto muy atractivo para inversores innovadores y con ansias de desarrollar proyectos que vayan más allá de lo convencional.

Cada vez se ofrecen por parte de los gobiernos regionales y locales mayores facilidades para la reconversión de estas Masías, si bien, dado el alcance urbanístico y legal, se hace fundamental la necesidad de contar con el asesoramiento de un equipo experimentado para maximizar el valor potencial, comenta Jordi Moliner, Socio Fundador de MO A Arquitectos, con amplia experiencia en este tipo de actuaciones.

Una masía en Sant Pol de Mar
Uno de los lugares donde más demanda de masías hay es en la Costa Brava y el Maresme, y hay quien las adquiere para usos no residenciales. En este sentido, en Sant Pol de Mar, uno de los municipios con más encanto del Maresme, se encuentran varias fincas, masías y villas. Algunas de ellas se han vendido como uso residencial, sin embargo, según palabras de Daniel Fernández de Blanes.com son cada vez más los inversores que buscan estos activos para desarrollar alojamientos turísticos, restaurantes u oficinas.

Una de las masías más espectaculares que comercializa Blanes.com está situada en la calle Verge de la Mercè. Una Masia de 827 metros cuadrados ubicada en una parcela de 9.684 metros cuadrados que incluye distintos jardines, piscina, terrazas y unas vistas marítimas envidiables. La villa, convenientemente reformada para adaptarla a personas con movilidad reducida, data de 1949. Este tesoro arquitectónico cuenta con varios usos permitidos, como lo define Blanes.com “es un activo perfecto tanto para uso residencial como para inversores que buscan hacer un proyecto único con una revalorización asegurada”.

Fuente Comunicae

Envía tu nota de prensa Envía tu nota de prensa

EXPANSIÓN Y NEGOCIOS utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario.
Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. Gracias.

ACEPTAR
Aviso de cookies