Categorias

Más visto

El promotor hotelero Diego Emiliano Fittipaldi proyecta la construcción de un nuevo hotel en Zaragoza

/COMUNICAE/

Construir y poner en funcionamiento un hotel es algo que requiere de un recorrido y un alto profesionalismo para que este funcione y se adapte a las necesidades de sus clientes. Es algo que requiere conocimientos específicos en el área, desde la toma de la decisión hasta el desarrollo del proyecto en su totalidad. En esta ocasión, el promotor hotelero Diego Emiliano Fittipaldi proyecta la construcción de un hotel en Zaragoza y hablarán de lo que requiere un hotel exitoso

¿Cuáles son las claves para construir un hotel?
“Para poder tener éxito, existen ciertas pautas a seguir en la construcción de un hotel” explica Diego Emiliano Fittipaldi, . Las más importantes son las siguientes:

  • Contar con arquitectos con experiencia y conocimientos en el desarrollo de proyectos hoteleros.
  • Acudir a la gerencia de proyectos con experiencia local.
  • Tener el servicio de una constructora con experiencia en este tipo de proyectos.
  • Contar con equipo técnico calificado para las distintas fases del hotel.

¿Qué debe tener un hotel exitoso?
El nuevo hotel planteado por Diego Emiliano Fittipaldi para Zaragoza se basa en la experiencia y los conocimientos necesarios para la construcción y puesta en funcionamiento de un hotel. No obstante, es importante conocer qué debe tener un hotel para ser exitoso y poder crecer y desarrollarse satisfaciendo las necesidades de su público. A continuación, comentamos algunas de las características principales de un buen hotel.

La arquitectura
El sector hotelero representa uno de los espacios por excelencia para la arquitectura de interiores. Esto se debe a que los hoteles tienden a ser referencias en diseño, ya que deben satisfacer las necesidades y los gustos de los usuarios, pudiendo sorprender incluso a los visitantes más exigentes. Por eso, se puede decir que no se trata solamente de construir un espacio agradable y cómodo, sino que tiene que ser un espacio que pueda convertirse en una experiencia en sí mismo. Es decir, para Diego Emiliano Fittipaldi el hotel no es un lugar en el que descansar luego de un paseo, sino que sea también un espacio íntegro de disfrute.

Un buen hotel necesita, en lo que respecta a su arquitectura, poder distinguir entre espacios privados y espacios públicos. Por eso, es necesario identificar matices que serán efectuados por profesionales en arquitectura. Se trata de construir espacios multifuncionales que aporten comodidad y bienestar.

La ubicación
Toda ubicación de un hotel debe ser estratégica, como se plantea el hotel de Diego Emiliano Fittipaldi en Zaragoza. No se trata de buscar un terreno al azar en el que poder construir, sino de buscar una ubicación que sea cómoda para los viajeros, interesante en términos turísticos y agradable para la estancia de las personas.

Encontrar estas características en una ubicación puede ser complejo, pero trae consigo grandes beneficios. En primera instancia, una buena ubicación puede representar para los visitantes un ahorro en transportes entre los aeropuertos y estaciones de trenes y el hotel. También representa un ahorro de tiempo. Si la ubicación es adecuada, como Diego Emiliano Fittipaldi proyecta, un cliente puede volverse habitué del hotel y también recomendarlo para otras personas,

El restaurante
Existen muchas dudas, en general, respecto de tener o no restaurante propio dentro de un hotel. Sin embargo, la presencia de este puede ser un punto decisivo en la decisión de las personas a la hora de buscar un alojamiento. Las ideas de Diego Emiliano Fittipaldi contempla esta situación, Además, si la cocina y la atención del restaurante son lo suficientemente buenas, esto puede implicar un mayor confort y, por tanto, un mayor deseo por regresar y por recomendar el alojamiento.

Para que un restaurante de hotel sea exitoso, debe contar con profesionales en cada área. Además, debe estar al día de las tendencias en gastronomía y poder diseñar platos que se adapten a la experiencia gastronómica del lugar en el que el hotel se introduce, para poder promover una experiencia turística desde el paladar.

Las habitaciones
Finalmente, se debe hablar de las habitaciones. Tanto en hoteles lujosos como en otros más sencillos, es la habitación lo que hará que una persona se sienta a gusto con el hotel. Diego Emiliano Fittipaldi considera que en un proyecto auspicioso es central lo que inspire la habitación. A partir de allí, podrá ver y evaluar el resto del establecimiento. En este sentido, toda habitación de hotel debe contar con ciertas características para hacerlo exitoso. Estas son:

  • Espacio de almacenamiento.
  • Camas cómodas.
  • Buena iluminación natural.
  • Buena distribución del espacio.
  • Adecuada cantidad de enchufes.
  • Ropa de cama nueva.
  • Limpieza perfecta.
  • Conexión a Internet.
  • Facilidad de acceso a la tecnología.
  • Amenities (agua, jabones, champú, etcétera)

Las mencionadas con anterioridad son algunas de las claves que un hotel debe cumplir para ser exitoso. Son las características desde las que parte Diego Emiliano Fittipaldi para la construcción de su hotel en Zaragoza.

Fuente Comunicae

Gracias por valorar este artículo.

EXPANSIÓN Y NEGOCIOS utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario.
Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. Gracias.

ACEPTAR
Aviso de cookies